La Federación Española de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN – EL DERECHO HUMANO celebra la conquista de derechos de las mujeres, especialmente su lucha por la IGUALDAD a lo largo de los últimos tres siglos y que culminan con el reconocimiento de su estatus de CIUDADANAS y su derecho a la educación, el voto, y otros que permiten a las mujeres hoy en día – eso sí, no en todas partes del mundo – a ejercer su autonomía fuera de toda tutela.

La creación de nuestra Orden en 1893, supuso una ruptura revolucionaria con la Masonería tradicional sólo por llamarse Masonería MIXTA, lo que en aquel tiempo – e incluso hoy día en ciertos contextos – podía considerarse un oxímoron, e INTERNACIONAL, lo que refleja la visión vanguardista de las fundadoras y fundadores de nuestra Orden.

Las mujeres librepensadoras del Siglo XIX, que lucharon por la inclusión de la mujer en la educación, el derecho al voto o la protección de la infancia (entre otros avances) fueron también pioneras en transformar la
masonería en una escuela filosófica igualitaria.

En la segunda mitad del siglo pasado las mujeres académicas dieron forma y sustancia a la Teoría Feminista, y hoy son pocos los que se atreverían a dudar de su influencia en los cambios legislativos y su repercusión, no sólo en el avance de las mujeres como ciudadanas de pleno derecho, sino también en el desarrollo de los Derechos Humanos Universales con su participación activa.

En el Siglo XXI, el denostado, criticado y excluido Movimiento Feminista ha adquirido una solvencia académica y política que ha dejado de ser aquél “movimiento” considerado sólo activista para dar paso a una Teoría Política de igual peso que el liberalismo, el socialismo y otros “ismos” que han movido la historia de la humanidad.

No obstante lo anterior, estamos lejos de conseguir los objetivos. La inercia social y económica a la que benefician las desigualdades sociales interponen no pocos obstáculos al desarrollo de los mecanismos que harían nuestras sociedades más justas e igualitarias. Pero tenemos las herramientas, la fuerza de la razón y la ciencia, que nos acompaña.

En este día felicitamos al Movimiento Feminista español por su madurez ideológica y aprovechamos para reiterar nuestro apoyo a todas las acciones que pongan a la mujer en el centro, evitando las violencias a las que permanentemente se enfrentan.

Hemos dicho.

La Federación Española de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN – EL DERECHO HUMANO celebra la conquista de derechos de las mujeres, especialmente su lucha por la IGUALDAD a lo largo de los últimos tres siglos y que culminan con el reconocimiento de su estatus de CIUDADANAS y su derecho a la educación, el voto, y otros que permiten a las mujeres hoy en día – eso sí, no en todas partes del mundo – a ejercer su autonomía fuera de toda tutela.

La creación de nuestra Orden en 1893, supuso una ruptura revolucionaria con la Masonería tradicional sólo por llamarse Masonería MIXTA, lo que en aquel tiempo – e incluso hoy día en ciertos contextos – podía considerarse un oxímoron, e INTERNACIONAL, lo que refleja la visión vanguardista de las fundadoras y fundadores de nuestra Orden.

Las mujeres librepensadoras del Siglo XIX, que lucharon por la inclusión de la mujer en la educación, el derecho al voto o la protección de la infancia (entre otros avances) fueron también pioneras en transformar la
masonería en una escuela filosófica igualitaria.

En la segunda mitad del siglo pasado las mujeres académicas dieron forma y sustancia a la Teoría Feminista, y hoy son pocos los que se atreverían a dudar de su influencia en los cambios legislativos y su
repercusión, no sólo en el avance de las mujeres como ciudadanas de pleno derecho, sino también en el desarrollo de los Derechos Humanos Universales con su participación activa.

En el Siglo XXI, el denostado, criticado y excluido Movimiento Feminista ha adquirido una solvencia académica y política que ha dejado de ser aquél “movimiento” considerado sólo activista para dar paso a una Teoría
Política de igual peso que el liberalismo, el socialismo y otros “ismos” que han movido la historia de la humanidad.

No obstante lo anterior, estamos lejos de conseguir los objetivos. La inercia social y económica a la que benefician las desigualdades sociales interponen no pocos obstáculos al desarrollo de los mecanismos que
harían nuestras sociedades más justas e igualitarias. Pero tenemos las herramientas, la fuerza de la razón y la ciencia, que nos acompaña.

En este día felicitamos al Movimiento Feminista español por su madurez ideológica y aprovechamos para reiterar nuestro apoyo a todas las acciones que pongan a la mujer en el centro, evitando las violencias a las
que permanentemente se enfrentan.

Hemos dicho.